Home | Artículos | Las virtudes del Sagrado mes de Rajab

Las virtudes del Sagrado mes de Rajab

Rajab ha llegado a nosotros este año, y marca el inicio de una temporada espiritual muy importante para todo creyente que no termina sino hasta después del ayuno del mes de Ramadán, en el ‘Eid al-Fitr. Alabado sea el Todopoderoso por permitirnos tener este año nuevamente la oportunidad de purificarnos de nuestros pecados y faltas. En este artículo veremos por qué es tan importante este mes y qué actos de adoración podemos realizar en su transcurso.

El bendito mes de Rajab  es el primero de los cuatro meses sagrados del calendario islámico y tiene sus propias virtudes, ya que en este mes las puertas de la misericordia divina se abren para los creyentes. Debe mencionarse que el mes de Rajab, junto con los siguientes dos meses, Sha’ban y Ramadán, tienen una absoluta excelencia y hay varias narraciones o ahadith que mencionan sus virtudes. En este mes también tiene lugar el nacimiento de nuestros primero, quinto, noveno y décimo imames; el día en que el profeta Muhammad (la paz sea con él y su noble familia) inició su misión profética y el día en que fue ascendido a los cielos; pero sobre todas las cosas, Allah ha hecho de este mes una oportunidad única para obtener Su perdón, tener bendiciones y especialmente, acercarnos a Él mediante la adoración.

Actos de adoración en Rajab

Mientras vamos en el automóvil, en el bus, caminamos a clase o cocinamos la comida, las siguientes invocaciones pueden ser recitadas ya que se pueden decir en cualquier lugar y momento, teniendo en mente por supuesto lo que estamos diciendo. Una pequeña frase para pedir a Dios el perdón y la aceptación de nuestras buenas obras, por ejemplo, debe ser recitada tanto como nos sea posible durante este mes: Astaghfirullaha wa as-alahu tawba (busco el perdón de Allah y ruego que acepte mi arrepentimiento).

Repetir La ilaha il-la Allah (No hay mas divinidad salvo Allah) 1000 veces en el transcurso del mes de Rajab fortalece nuestro compromiso de permanecer fieles a Sus mandamientos. El Profeta (p) nos dijo que si lo recitamos mil veces, Allah nos otorgará 1000 recompensas y casas en el paraíso. Nos promete mucho por aquello que sólo nos quitará unos pocos minutos de nuestro tiempo.

El Profeta (p) también nos dijo que debemos recitar Astaghfirullahal-ladhi la’ ilaha il-la huw, wahdahu la’ sharika-llah, wa atabu ilayh (Pido el perdón de Allah, no hay mas dios aparte de él y no tiene asociados, y me arrepiento ante él) 400 veces. La recompensa por este acto será la misma que 100 mártires recibirían.

Los días jueves, viernes y sábado tienen especial importancia en Rajab. Ayunar en estos tres días equivale a 900 años de adoración! Independientemente de esto, ayunar en cualquier día de Rajab es mucho más beneficioso que en otras fechas. El imam Musa al Kazim (p) dijo: “Si uno observa el ayuno un día de Rajab, el infierno se alejará de quien lo observe la distancia de un año caminando. Y quien ayune tres días en Rajab ganará el Paraíso”.

Incluso para aquellos que no pueden ayunar, el Todopoderoso ha dado generosamente una alternativa para que puedan lograr su favor. Una pequeña alabanza a Allah debe ser recitada 100 veces cada día que no se pueda ayunar. Esto sirve como recordatorio de Su constante presencia y a nuestra meta de trabajar por acercarnos hacia Él.

Durante Rajab,  una invocación especial enseñada  por el  imam Jafar as-Sadiq (p) debe ser recitada después de cada oración. Dicha invocación inicia con Ya man arjahu li kul-li khair y puede ser consultada aquí. No es muy larga y puede ser recitada en vez de las invocaciones que usualmente se hacen despues de las oraciones diarias.

Oración de Salman al-Farsi

Salman, que Allah esté complacido con él, un muy cercano compañero del Profeta, aprendió esta oracion directamente del Profeta. Consiste en realizar 10 rak’at o ciclos de oración el primer día de Rajab, diez el día 15°, y diez el último día del mes.

El santo Profeta (p) dijo: “Oh Salman, no hay verdadero creyente, hombre o mujer, que realice esta oración sin que Allah le perdone sus pecados y derrame sobre ellos bendiciones como las que recibe la persona que ayuna un mes completo. Será de aquellos que estarán firmes en sus oraciones en el año por venir, sus acciones serán iguales a las de un mártir, será levantado en la resurrección junto con los mártires de la Batalla de Badr, por el ayuno de un día se le recompensará como si fuese un año entero de adoración y su estación se elevará 1000 veces más alta.  Si ayuna el mes de Rajab completo y realiza su oración, Allah le salvará del infierno, hará obligatorio para él el Paraíso y le concederá Su cercanía. El ángel Gabriel me informó: Oh Muhammad, ésta es la señal que diferenciará entre ustedes y los politeístas e hipócritas, porque los hipócritas no realizan esta oración.”

El método para la oración de Salman puede leerse aquí.

 

Oración en la Noche de las Recompensas

El a’mal de Laylat ul-Ragha’ib, la noche de los deseos y recompensas tiene lugar el primer jueves por la noche del mes de Rajab.

De acuerdo a algunas narraciones, los beneficios de dicho a’mal aparecerán la primera noche en la tumba del creyente materializados bajo la apariencia de una bellísima criatura. La recompensa del a’mal saludará a su dueño: ‘Querido mío, buenas noticias para ti, has encontrado la salvación de toda dificultad y horror en la tumba’ La apariencia de la recompensa será tan bella que el difundo preguntará ‘¿Quién eres tú? Nunca he visto rostro mas bello que el tuyo, ni escuchado palabras más dulces que las tuyas ni he olido perfume más refrescante que el tuyo’. La entidad responderá: ‘Soy la recompensa por la oración que ofreciste la noche de Viernes en Rajab en tal año y tal lugar. Estoy aquí para establecer tu derecho, entretenerte en tu soledad y salvarte de la desesperanza. Cuando la Trompeta suene, serviré de sombra sobre tu cabeza  en la Corte de la Resurreccion; así que alégrate que no serás nunca privado de la bondad’.  (Iqbal al-Aa’mal)

De nuevo, tenemos una generosa oportunidad de parte del más Misericordioso para volver a Él.

Después de ayunar el primer jueves de Rajab, el a’mal tiene lugar entre las oraciones de Maghrib e ‘Isha. Deben realizarse 12 rak’at en pares. El método específico para realizarlas y qué recitar se puede leer aquí. Después de dichas recitaciones, cualquier súplica personal puede hacerse.

El profeta Muhammad también ha dicho: “Es importante que ninguno de ustedes se olvide de la primera noche de jueves de Rajab, ya que esta es la noche que los ángeles llaman la noche de los Deseos. Esto es porque durante el primer tercio de la noche no habrá ningún angel en los cielos ni en ninguna región de la tierra, sino que estarán reunidos todos en la Ka’aba y el área circundante. Allah notará que se encuentran reunidos ahí y dirá: ‘Mis ángeles, pídanme lo que sea que deseen’ y su respuesta será: ‘Señor nuestro, la petición que queremos hacerte es que le otorgues el perdón a todo aquel que con fe guarde ayuno en Rajab’ ante lo cual Allah les responderá afirmativamente”.

Es notorio que estas oraciones son grandemente beneficiosas cuando son recitadas durante el primer jueves de Rajab, no obstante, otra muestra de la misericordia de Dios es que pueden hacerse en otros días.

Otros actos preferibles durante todo el mes:

  • El Imam As-Sadiq (a.s.) relató del Profeta del Islam (s.a.w.) que dijo: “El mes de Rayab es el mes del “Istigfâr” (perdón) para mi comunidad, entonces pedid perdón a Dios en este mes repetidas veces, diciendo: Astagfirullah wa as-salahut tawbah. (Pido perdón a Dios, y le imploro arrepentimiento).  
  • Es preferible repetir en todo el mes, para el perdón de los pecados, la siguiente súplica mil veces: Astagfirullaha dhal yalali wal-ikram min yami’idh dhunubi wal-azam. (Pido perdón a Dios, Poseedor de Esplendor y Generosidad, por todos mis pecados y desobediencias).
  • Se ha relatado del Profeta (s.a.w.) un dicho respecto al gran mérito de recitar durante este mes la Sura Al-Ijlas (Nº 112) cien veces.

Preparación para lo que ha de venir

Se narra que el Santo Profeta Muhammad (p), dijo: “ Rajab es el gran mes de Allah. Ningún otro mes lo iguala en santidad y mérito. Durante este mes la lucha es prohibida. Rajab es el mes de Allah, Sha’ban es mi mes y Ramadán es el mes de mi comunidad. Ciertamiente quien ayune un dia de Rajab asegura la complascencia de Allah, se distancia a sí mismo de la ira de Allah y las puertas del infierno se cierran para él”. También se relata del séptimo sucesor del Profeta (p), el imam Kazim (p): “Para aquel que ayuna un día de Rajab, el fuego del infierno retrocede la distancia de un año de viaje, y para aquel que ayune tres días de Rajab es certero que entrará al paraíso”.

Rajab y  Sha’ban sirven como meses preparativo previos a Ramadán. Del mismo modo que nos preparamos a nosotros mismos para visitar a alguien, nos preparamos para ser los invitados de Allah en el mes de ayuno de Ramadán.  Ocupando nuestro tiempo adorándolo y desasociándonos de aquello en lo que nos encontramos enfrascados fortalecemos nuestra atención en Dios.

Nuestra intención es crucial cuando se trata de la aceptación de nuestras obras. Cuando hacemos todas estas oraciones  y recitamos las invocaciones, debemos recordar la razón por la que lo estamos haciendo, no necesariamente por las recompensas y bendiciones que se prometen, sino para acercarnos a nuestro Señor. Él nos ha dado el mes de Rajab como un hermoso regalo , así que no lo dejemos pasar sin recibir Sus bendiciones en este mes tan especial.

About Islam en México Admin

Check Also

Muharram y Ashura

Autor: Aaron Sajjad ¿Qué es Muharram? Muharram (en árabe محرم) Es el primer mes del …