Home | Artículos | La Kaaba. Centro de energía espiritual

La Kaaba. Centro de energía espiritual

Por Tahereh Shafiee | Traducción: Rashida Jasso

Una persona que circunvala esta casa (la Ka´ba) siete veces y lleva a cabo los dos Rakat (de Tawaf) en la mejor forma posible tendrá el perdón de sus pecados”. El Profeta Muhammad (s)

Durante el mes de Ramadán, tuvimos la oportunidad de recitar muchas súplicas pidiendo a Dios que nos conceda la posibilidad de realizar la sagrada peregrinación del Hajj a la Meca este año y en los próximos.

Para aquellos de nosotros que tienen la suerte de poder llevar a cabo este importante ritual de este año, es una señal de que quizá, después de todo, nuestras suplicas durante el mes de Ramadán han sido aceptadas por Dios.

Las peregrinaciones a lugares sagrados no son exclusivas del Islam; de hecho, casi todas las religiones tienen prácticas similares de una u otra forma. Lugares sagrados en general y de los lugares de peregrinación en particular, tienen una característica específica que permite al cuerpo y alma caer al unísono con los demás y con la energía que emana del lugar. Estos son lugares ideales para lograr la conciencia y la iluminación divina. Pero así como el ayuno de Ramadán se distingue de todos los otros ayunos en el Islam, el Hajj es una peregrinación como ninguna otra en modo, esencia y  simbolismo. En la preparación de este importante viaje encontramos grandes compañeros: Rajab, Shawwal y Ramadán; meses cargados de espiritualidad. Una preparación adecuada aumenta las oportunidades de alcanzar el núcleo de este gran viaje. De ahí que las prácticas ascéticas que se nos anima a llevar a cabo en estos últimos meses nos deben dotar de las herramientas necesarias para llevar con nosotros en este viaje único.

Dijo el Imam Ali (P): “Los que van a la Meca para la peregrinación obligatoria y voluntaria (Hajj y Umrah) son los enviados de Dios y su regalo es el perdón.

La peregrinación del Hajj nos ofrece una nueva oportunidad para dar testimonio de la unicidad de Dios y para presenciar y celebrar la unidad de la humanidad como la creación de Dios, sin discriminación por motivos de raza, nacionalidad o género.

Las personas se preparan para la gran peregrinación y la unión de la humanidad es su significado social. Durante el Hajj, la Meca se convierte en el centro espiritual con más energía del mundo, e incluso posiblemente de nuestro universo conocido. De hecho Meca sigue siendo un centro espiritual que está activo en todo momento, como resultado de ser el punto de enfoque de una quinta parte de la población mundial durante su oración diaria.

De acuerdo con las enseñanzas islámicas, todo comenzó al principio de la historia humana, desde el primer hombre; Adan (a), el primero que construyó una casa dedicada a la memoria de Dios. Posteriormente al paso de los siglos la casa fue reconstruida por el profeta Abraham (a). En el Corán se lee la siguiente declaración de Abraham (a):

«¡Señor nuestro! En verdad, he asentado a parte de mi descendencia en un valle desierto, junto a Tu Casa Sagrada ¡Señor nuestro! para que hagan la oración. ¡Haz, pues, que los corazones de la gente se vuelvan hacia ellos y provéeles de frutos para que sean agradecidos!»

Dios aceptó la oración del profeta Abraham (a), el patriarca de las tres principales religiones monoteístas. Durante siglos, millones de personas anhelan ir a la casa sagrada, la Ka´ba, para llevar a cabo la peregrinación. Debido a la destrucción de la Ka´ba a través de los siglos, el profeta Abraham (a) junto con Ismael (a) la reconstruyó (Baitullah – la Casa de Dios). Fue Abraham (a) quien realmente establece los rituales del Hajj, recordando los acontecimientos y las prácticas de su vida, su esposa Hagar y su hijo Ismael (a). Siguiendo la misma antigua tradición, el Hajj se ha convertido en la mayor peregrinación anual en el mundo con musulmanes de todas las denominaciones, las razas y las naciones que vienen de todos los rincones del mundo.

El Hajj es la Yihad de toda persona débil. Imam Ali (a)

Este ritual está catalogado como Furu-ad-Din (ramas o pilares de la fe) y se lleva a cabo durante el último mes del calendario islámico, Dhul Hijja. Este año más de dos millones de personas comenzarán el viaje de su vida y se reunirán en la Meca y alrededor de la Kaaba en el corazón de su valle, para responder a la llamada de sus corazones. El período de la realización de rituales de Hajj se produce entre los días 8 y 12 de Dhul Hijja. Se espera que este año Dhul Hijja comience aproximadamente el 3 o 4 de septiembre, y la semana del comienzo del Hajj el día 10 u 11 de septiembre de 2016.

Entre los varios rituales de esta peregrinación, está la realización distinguible del tawaf (en circuito) de la Kaaba. Siete veces que rodeamos la casa de Dios, repitiendo las devociones rituales en árabe:

“Allah, de una tierra tan lejana he venido a ti…. Concédeme seguridad bajo tu trono”.

Atrapados en la escena girando, levantada por la poesía de las oraciones, orbitamos la casa de Dios de acuerdo con los átomos, en armonía con los planetas y el universo. Si usted estuviera en la Meca durante la peregrinación se oye este canto sagrado procedente de cada corazón, cada dirección cerca de ti:

Labbaik Allah Humma labbaik Labbaik la sharika laka labbaik Innal hamdaWan-ni’mata Laka walmulk Laa sharika lak”.

Mi Señor, aquí estoy a su servicio, aquí estoy. Tú no tienes asociados, aquí estoy. En verdad los elogios y las disposiciones son suyas, y así es el dominio y soberanía. Tú no tienes asociados.


Fuente: Islam Today 

About Islam en México Admin

Check Also

La Dama Fátima Masumah (p)

Autor: Sayyid Baqir Imrani El comienzo del mes islámico de Dhul-Qa’ada marca el aniversario del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *