Home | Conversión al Islam

Conversión al Islam

muslim-prayingCon más de un billón de miembros y en continuo crecimiento, el Islam según algunas estadísticas es la religión con mayor crecimiento en el mundo. Aun cuando es una religión que surgió en la península arábiga no es una religión árabe ni exclusiva de los árabes, es un mensaje de guía para toda la humanidad. Del total de hombres y mujeres musulmanes en todo el mundo solo el 18 % son de origen árabe y el más del 80% restante pertenece a distintas culturas, países y etnias, incluidos musulmanes de origen europeo o latinoamericano. Hay también árabes que son cristianos o que siguen religiones distintas al Islam.

La conversión al Islam es algo muy sencillo, sólo se requiere una declaración de fe para convertirse en musulmán, sin embargo no es algo que deba hacerse ligeramente. Si estás planteándote el convertirte al Islam y ser un musulmán o musulmana considera los siguientes pasos a seguir:

Asegúrate de conocer lo que implica ser un musulmán. Lee algunos libros o folletos introductorios al Islam. Investiga y estudia sobre nuestra religión y lee el libro sagrado del Islam: el Corán. Tenemos disponibles traducciones del Corán en idioma español. Contacta con algunos musulmanes que puedan orientarte y resolver tus dudas. En nuestras secciones de Recursos y de Contacto podrás preguntar por material adecuado, cómo obtenerlo y contactar con alguien que te ayude.

Hacer tu declaración de fe. Si estás seguro de querer ser musulmán, lo único que necesitas hacer es decir la Shahada, una pequeña declaración oral de fe. Las palabras básicas de la Shahada son “La ilaha il-la Al-lah, Muhammad Rasulul-lah” Esto se traduce en “Doy testimonio de que no hay otro divinidad salvo Dios, y Muhammad es el mensajero de Dios.” La shahada es un reconocimiento de que sólo existe un Dios (Al-lah en árabe) y que Muhammad, la paz sea con él y su bendita familia, es el último de una serie de profetas como Noé, Abraham, Moisés y Jesús enviados con el mensaje de Dios a la humanidad. Se requiere de los musulmanes vivir según los principios revelados en el Corán y enseñados por el profeta Muhammad; hacer la Shahada es un compromiso de vivir tales principios y debe hacerse con total sinceridad y conocimiento previo. Se recomienda hacer la shahada en una comunidad musulmana ante otros musulmanes que serán testigos de tu cambio de fe. Una vez que haces tu Shahada es como si volvieras a nacer, esto significa que todos tus pecados y errores pasados son perdonados por Allah. Simbólicamente inicias una nueva vida centrada en mejorar tu estado espiritual y en hacer buenas obras. Este cambio se simboliza, si lo deseas, tomando un baño inmediatamente después de tu declaración de fe a modo de purificación.

Vivir  los principios islámicos. Una vez que has hecho tu Shahada eres considerado(a) musulmán(a) y comienza una nueva etapa en tu vida. Tendrás que aprender cómo orar a Dios, reafirmar tus conocimientos previos sobre nuestra fe y sus pilares  y comenzar a hacer cambios en tu vida de acuerdo a las normas islámicas de alimentación, higiene, moral y conducta, entre otras.

Madurar en la Fe. Continúa aprendiendo y estudiando sobre el Corán y el Islam de manera profunda, estudia las leyes islámicas, la espiritualidad y familiarízate con los textos islámicos, nuestra historia y nuestra forma de vida.

Por sobre todas las cosas sé la mejor persona que puedas.  No importa que tan enojado(a), triste o preocupado(a) estés, tu deber en esta tierra como musulmán(a) es ser la mejor persona que puedas ser. Los musulmanes creemos que Dios nos creó para tener una buena vida, y para ser felices. Utiliza tus talentos para ayudar a los demás y mejorar tu comunidad. Ten una mente abierta y nunca hagas daño a nadie. Continúa esforzándote y aprendiendo.