Home | Artículos | ¿Van los no musulmanes al infierno?

¿Van los no musulmanes al infierno?

Autor: Ayatollah Mahdi Hadavi Tehrani | Traducción: AbdulKarim Orobio

Pregunta: Conocemos muchas personas alrededor del mundo que no son musulmanes, pero sin embargo, son individuos de buena conducta, por ejemplo, son muchos los no-musulmanes que han hecho grandes invenciones y contribuciones a la humanidad. ¿Es correcto decir que todos ellos serán castigados en el infierno solamente por no ser musulmanes?

Respuesta Concisa

Aquellos que no creen en el Islam se pueden clasificar en dos grupos:

Aquellos que denominamos Yahil Muqassir (ignorante culpable). Estos son los no-musulmanes a quienes les ha llegado el Islam y que vieron en él su veracidad. Sin embargo, no están preparados para aceptar la verdad debido a la obstinación y terquedad. Este grupo será castigado.

Aquellos que son denominados Yahil Qasir (ignorante no-culpable). Estos son los no musulmanes a quienes no les llegó el mensaje del Islam o les fue presentado de una manera incompleta y tergiversada. Este tipo de personas alcanzarán la salvación si son veraces dentro de su propia religión.

Respuesta Detallada

El Islam es una religión sencilla, asequible y fácil de percibir su veracidad por medio de las dos guías con que Dios ha dotado al ser humano: La guía exterior, es decir, los Profetas de Allah; y la guía interior, el intelecto. [1]

El Islam rotundamente no acepta el concepto del pluralismo religioso porque este concepto se basa en que creencias diferentes son equivalentes y que los musulmanes, hindúes, cristianos, judíos, etc., todos tienen el mismo estatus y rango. Según el pluralismo religioso, no hay pruebas para invalidar ninguna creencia porque la Verdad es inalcanzable y la religión es un asunto completamente individual y relativo. No únicamente es inalcanzable la verdad y toda persona toma de cada una lo que personalmente entienda, sino que además, existen muchos caminos correctos para la salvación.

Este tipo de conceptos son inconsistentes con la religión del Islam, la cual se conforma de un conjunto de creencias fundamentales, leyes prácticas y legales. Sin embargo, el Islam le da concesiones a aquellos que están lejos de su realidad. Esto se puede entender mejor cuando tenemos en cuenta que las personas que no creen en el Islam son de dos tipos:

Aquellos que denominamos Yahil Muqassir (culpable ignorante), los cuales son incrédulos obstinados. Es decir, les llegó el Islam, lo entendieron, vieron en él la verdad, sin embargo, no quisieron aceptarla debido a la obstinación y terquedad. Este grupo de no-musulmanes serán castigados en la otra vida, porque a pesar de haber conocido la verdad, con su propio libre albedrio, escogieron desmentirla. Estos no-musulmanes, aunque tengan buena conducta, pudieron haber alcanzado la salvación, pero cerraron el camino hacia esta, porque la ocultaron y fueron obstinados con respecto a ésta. Como resultado, buscaron ellos mismo su infortunio.

Aquellos denominados Yahil Qasir (ignorante no-culpable). Estos son los incrédulos a quienes no les llegaron el mensaje del Islam o les fue presentado de una manera incompleta y distorsionada; por ejemplo, creen que el Islam tiene el mismo estatus y rango que algunas religiones de la India y China, y a lo máximo, del Judaísmo y el cristianismo. Este grupo de no-musulmanes, aunque vivan en los lugares más recónditos del mundo o en los lugares menos civilizados no serán castigados por carecer de la creencia correcta.

Desafortunadamente, hay mucha propaganda mal intencionada en contra del Islam, lo que ha confundido a muchas personas y no pueden distinguir la verdad de la falsedad. El hecho es que a pesar de los progresos de ésta época, el hombre contemporáneo se ha rezagado en la espiritualidad. La causa principal es la distorsión de la verdad por personas contrarias al Islam. Por lo tanto, mucha gente, inclusive en los lugares de mayor civilización, desconoce el verdadero mensaje del Islam y de la vivificadora escuela de Ahlul Bayt (a.s.). Peor aún, la información incorrecta e irreal acerca del Islam les es proporcionada de forma tal que una religión de misericordia, amor y justicia es proyectada como una religión de violencia, opresión e injusticia.

En conclusión, desde el punto de vista del Islam, aquellos que no han escuchado el verdadero mensaje del Islam, no son culpables con respecto a esto y alcanzarán la salvación conforme a si fueron consecuentes con su propia religión. Esta religión debe estar fundamentada en la Fitrah[2] (La naturaleza primigenia del ser humano) y de esta forma todos los seguidores de cada religión, deben abstenerse de mentir, robar, irrespetar a los padres, asesinar, cometer crímenes en contra de la humanidad, etc. Esta norma también se aplica a los Ahlus-Sunnah a quienes no se les ha explicado correctamente la realidad del Shiismo.

 

Fuente: Fe y Razón; Preguntas de Teología Islámica

Publicado originalmente en www.islamoriente.com

Notas:

[1] Al-kafi, v.1, pág. 25, no. 22

[2] Fitrah: Allah dice en el Corán: “La naturaleza divina con la cual Allah ha creado a la humanidad” (30:30). Por lo tanto, la fitrah en cada persona es la raíz de los asuntos espirituales y de la bondad. El Imam Rida (a.s.) dijo: “Y es por medio de la Fitrah que se sustancia Su Evidencia” (al-Saduq, al-Tawhid, pág. 35). Es decir, lo que sea que tenga Dios como argumento no sirve sin la fitrah. Por medio de esta explicación, podemos entender porque en la terminología de los filósofos y teólogos musulmanes, la fitrah es considerada como la fuente de los asuntos espirituales, a diferencia de la tabi’ah (naturaleza), que se conoce como la fuente de todos los asuntos materiales e instintivos. El hombre es un ser de libre albedrio que constantemente escoge el camino de la fitrah o el camino de la tabi’ah y es con esta libertad que determina su existencia en la Próxima Vida, como lo dice el famoso hadiz: “El Mundo es un lugar de siembra para la Otra Vida”.

About Islam en México Admin

Check Also

Muharram y Ashura

Autor: Aaron Sajjad ¿Qué es Muharram? Muharram (en árabe محرم) Es el primer mes del …