Inicio | Artículos | Siete lecciones del sermón de la honorable Fátima al-Zahra (P)

Siete lecciones del sermón de la honorable Fátima al-Zahra (P)

El épico sermón de la honorable señora Fatima (P) y sus sabias palabras fueron derivadas de su devoto y persistente carácter en el camino de Dios. El martirio de aquella mujer tan sabia a la edad de 18 años fue en verdad una gran pérdida para la comunidad islámica. Si ella, por ejemplo, hubiera tenido una vida de 60 años nos habría dejado un gran tesoro de conocimiento y sabiduría.

En la historia del Islam, no se encuentra ninguna persona como la honorable señora Fátima (la paz sea con ella); quien hubiese desempeñado un papel tan importante en la guía de la humanidad, a pesar de su corto período de vida. [1] Los méritos y virtudes de la honorable Fátima (P) son tan numerosos que no se pueden citar en pocas palabras. Sin embargo, vale la pena explicar las virtudes de aquella mujer ejemplar en la medida de lo posible, para que la gente pueda adoptarla como un buen ejemplo y seguir sus enseñanzas durante su vida. [2]

Entre las virtudes de la honorable señora Fátima (P) se destacan sus actividades sociales en defensa del derecho del Imam Alí (P) al Califato, especialmente en su sermón en la Mezquita del Profeta (PBD) y también, en otro discurso que dio durante su enfermedad, para las mujeres de Medina. De hecho, además de varias otras virtudes, estos dos sermones nos dan suficientes razones para llamarla “la Señora de las mujeres de la tierra y del Paraíso”.

El discurso de la honorable señora Fátima (P), conocido como el sermón de Fadak, contiene profundos conceptos en relación con diferentes temas tales como el monoteísmo, el misticismo islámico, la ética e incluso, los asuntos políticos. La honorable señora Fátima presentó en su sermón un conjunto de conocimientos islámicos en el campo de la Unicidad de Dios, la Escatología, la Profecía Divina, el Sagrado Corán, la filosofía de las leyes, las obligaciones divinas, el Wilayat e incluso la ciencia del Kalam. Esto demuestra el gran nivel de conocimiento de la hija del Profeta (PBD) y la importancia de sus enseñanzas; las cuales pueden ser de mucha utilidad en la vida de los musulmanes.

Las enseñanzas del sermón de la honorable señora Fátima (P) se pueden clasificar en siete categorías, cada una de las cuales tiene sus propias particularidades. Este sermón gira alrededor de siete puntos principales y cada uno de estos puntos sigue un propósito determinado.

El sermón de Fadak, sus documentos y referencias

El sermón de Fadak es una de las auténticas narraciones transmitidas en las fuentes islámicas por los grandes Sabios Sunitas y Shiítas. Por ejemplo, Ibn Abi al-Hadid, un famoso Sabio Sunita, ha mencionado en su libro “Sharh Nahyul Balaga” las diferentes cadenas de trasmisión de esta narración. [9] Él escribe en una parte de su libro: “Cuando el Gobierno de aquel entonces decidió usurpar las tierras de Fadak, Fátima al-Zahra (P) fue a la Mezquita del Profeta (PBD) acompañada por un grupo de mujeres, llevaba una manta larga que alcanzaba al suelo, y caminaba como su padre, el Profeta Muhammad (PBD), y dio un sermón largo en la Mezquita.” [3]

Esta historia es mencionada también por Alí Ibn ‘Isa al-Irbili en el libro “Kashf al-Qummah”, por Mas’udi, en el libro “Muruy al-Zahab; por el gran Sabio Shiíta, Sayyed Murtaza, en el libro “Shafi”; por el Sheij Saduq, en el libro “’Ilal al-Shara’ye’”; por Sayyed Ibn Tavus en el libro “Tara’if” y también por Tabarsi en el libro “al-Ihtiyayy” [4]

Este sermón es una de las más auténticas narraciones shiítas, hasta tal punto que a lo largo de la historia del Islam los shiítas recomendaban a sus hijos memorizarlo y trasmitirlo a las generaciones siguientes.

 

Lecciones del sermón de Fadak

  • El Monoteísmo y la creencia en la Unicidad de Dios en palabras de la honorable señora Fátima (P)

Las palabras de la honorable señora Fátima (P) y los argumentos que presentó en su sermón demuestran su profundo punto de vista con respecto al principio del Monoteísmo, la creación del Universo y los asuntos relacionados con la vida eterna en el más allá.

En la primera parte de este sermón, se presenta un análisis intensivo y precioso acerca de la Unicidad de Dios, Sus atributos, Sus bellos nombres y la filosofía de la creación. Leemos en esta parte de este sermón que la honorable señora Fátima alabó a Dios de la siguiente manera: “Alabado sea Dios por las bendiciones que nos otorgó, Le agradecemos a Él por Sus dones, glorificado sea por lo que nos regaló desde el inicio de la creación.”

Como queda claro en la explicación de esta parte del sermón, las bendiciones de Dios son abundantes en todo el mundo de la creación y han llenado la vida de todos los seres humanos. Por lo tanto, como nos recomiendan los teólogos, es lógicamente obligatorio para cualquier ser humano agradecer  a quien le provee. Es así; como el hombre se enaltece en su vida y podrá merecer más bendiciones. Sin embargo, es de hacer notar; que la gente nunca podrá agradecerle a Dios como es debido. En otras palabras, nosotros somos incapaces de enumerar las bendiciones que Dios nos ha otorgado, ni podemos darle gracias como merece. Por lo tanto, pese a que tenemos que agradecerle en cualquier momento, tenemos que confesarle a Dios nuestra inhabilidad de agradecerle.

La sinceridad es el espíritu de la Escuela del Monoteísmo. Esta consiste en la purificación del alma de cualquier cosa que nos aleja de Dios, y obedecerle a él con amor y entusiasmo. La sinceridad es una luz divina que brilla en el corazón del hombre y lo ilumina en los más oscuros momentos de la vida.

Cuando reflexionamos en la súplica que dice “¡Oh Dios! No Te conocimos como debes ser conocido y no Te adoramos como debes ser adorado”, nos damos cuenta de la grandeza de las obras de Dios. Por ejemplo, Dios creó el Universo cuando éste no existía. Dios es el único que puede traer las cosas a la existencia a pesar de que muchas personas ni siquiera pueden imaginar este hecho.

Una de las cuestiones teológicas mencionadas en el sermón de la honorable señora Fátima (P) es la creencia en que Dios es absolutamente independiente. La dependencia es una necesidad y la necesidad es un signo de la imperfección y la imperfección es una particularidad de los seres mortales. Pero, Dios como un ser infinito e inmortal, no puede ser imperfecto, Él es perfecto.

Otro tema mencionado en este sermón, es una discusión acerca de las filosofías y los propósitos de la creación”. Al respecto, la honorable señora Fátima (P) ha hecho hincapié en los siguientes puntos:

1- La infinita sabiduría de Dios.

2- La absoluta obediencia a Dios.

3- La importancia de adorar a Dios.

4- El infinito poder de Dios.

5- La necesidad del envío de los Profetas (P) con la ayuda de Dios.

 

  • Explicar el Islam verdadero que fue traído por el Profeta Muhammad (PBD)

La honorable señora Fátima (P) empezó la segunda parte de su sermón con las siguientes palabras: “Doy testimonio de que mi padre Muhammad (PBD) es el siervo y Mensajero de Dios. Él lo escogió como Profeta antes de enviarlo a la gente.” El Profeta Muhammad (PBD), cuando inició su misión profética, vio a algunos pueblos adorando a los ídolos y vio a otros venerando el fuego. Sin embargo, tras el envío del Profeta Muhammad (PBD), Dios eliminó la oscuridad de la idolatría mediante la luz de Su enviado. El Profeta (PBD) se levantó para guiar a la gente y salvarla del extravío.

Sin lugar a dudas, Dios es Sabio y Su sabiduría requiere que Él le haya otorgado habilidades especiales a Su Profeta cuando lo encargó de una tarea tan importante como esa. Él le debe haber dado un intelecto sano, una fuerte voluntad, un inmenso conocimiento y una sabiduría superior. Sin embargo, es de hacer notar; que el hecho de que el Profeta Muhammad (PBD) fue una persona escogida no contradice el principio de su libre albedrío. El Profeta (PBD) al igual que los demás seres humanos tuvo la posibilidad de cometer pecados, pero voluntariamente se abstenía de ello. También, vale la pena destacar que las personas infalibles como el Profeta (PBD) debido al hecho de que son escogidas por Dios, tienen una responsabilidad más pesada que otra gente. Por ejemplo, como seres puros y perfectos, además de que no cometen pecados, ni siquiera abandonan ningún acto recomendable.

Por lo tanto, en esta parte de su sermón, la honorable señora Fátima (P) hace referencia al hecho de que Dios, el que todo lo conoce, sabe lo que va a ocurrir en el futuro, por eso, le otorgó a Su Profeta una creación perfecta y elevada para que pudiese cumplir correctamente con las órdenes y tareas divinas. Estas palabras de la honorable señora Fátima (P) también aluden a la cuestión de que el Profeta del Islam (PBD) fue el último Profeta Divino; quien perfeccionó la religión de Dios a través de reglas y legislaciones completas.

De hecho, la comunidad humana vivía en condiciones pésimas antes de la aparición del Islam. Uno de los objetivos de este sermón fue recordar que gracias a los esfuerzos del Profeta Muhammad (PBD) y su invitación hacia el “Camino Recto”, la ignorancia y las creencias supersticiosas fueron eliminadas de la sociedad.

  • La importancia del Corán y la explicación de la filosofía de las leyes de Dios

En la tercera parte de su sermón, la honorable señora Fátima (P) habló acerca de la importancia del Corán y la explicación de la filosofía de las leyes de Dios. Al respecto, ella aclaró la filosofía de algunas de las prácticas islámicas. Por ejemplo, se refirió al alejamiento de la arrogancia como uno de los efectos positivos de la oración. A continuación, el tema de la Escatología y también la importancia del Sagrado Corán constituyen una gran parte de su sermón.

Cabe mencionar, que los discursos de la honorable señora Fátima (P) acerca de las leyes de Dios mayormente giran alrededor de dos ejes; el primero es la razonabilidad de las leyes del Islam y el segundo es el hecho de que las leyes islámicas tienen propósitos educativos. De hecho, el papel de la razón en las leyes divinas es una de las particularidades de la Escuela Shi’a.

Hoy en día, se debe poner más atención a la filosofía y a los objetivos educativos y culturales de las leyes del Islam, especialmente en nuestra época donde la ignorancia y el extravío se han expandido más que nunca.

En esta parte del sermón, se han explicado una gran parte de las creencias islámicas junto con sus argumentos y filosofías. Esos argumentos rechazan la idea que dice que las leyes de Dios no son dependientes a ninguna filosofía. La honorable señora Fátima (P) trató de demostrar el hecho de que el Islam es una religión basada en la razón y la lógica, y que detrás de cualquier mandato islámico existe una filosofía y un propósito, a pesar de que nosotros no conozcamos una gran parte de estos propósitos y filosofías.

A la luz de lo anterior, se puede decir en resumen que la gran responsabilidad de los musulmanes en cuanto a la difusión del Islam es introducir el Corán como una guía clara que ilumina el camino de la salvación, como una luz resplandeciente que garantiza la prosperidad de sus seguidores. El Corán ha aclarado el principio del Monoteísmo a través de argumentos lógicos, y de esta manera ha fortalecido las bases de la doctrina. El Corán ha presentado un programa completo para la perfección del ser humano explicando en ello, suficientes criterios para distinguir entre el bien y el mal, entre lo lícito y lo ilícito, y entre la verdad y la falsedad.

Es de hacer notar; que los argumentos coránicos, aunque son claros y completos, se han presentado en explicaciones cortas y comprensibles. Por ejemplo, el Corán presenta definiciones cortas y claras para los temas de la fe, la lealtad, el monoteísmo e incluso, los temas relacionados con las transacciones diarias como el engaño en la venta.

 

  • Su enfoque revolucionario al protestar contra el Gobierno injusto de aquel entonces

En la cuarta parte del sermón de la honorable señora Fátima (P) existen grandes realidades y puntos importantes. Al principio, ella se introduce a sí misma ante el público como la hija del Profeta (PBD) con el fin de no dejar ninguna excusa para sus destinarios y para que ellos no dijesen: “Nosotros no la conocemos. Si la hubiéramos conocido, definitivamente la habríamos apoyado.”

Ella hizo hincapié en su relación familiar con el Profeta Muhammad (PBD); así como en su vínculo conyugal con el Imam Alí (P). Luego, le aseguró a la gente de que no iba a decir nada más que la verdad. Ella declaró frente al público: “¡Oh gente! yo no digo nada en vano. Escuchen claramente para que sepan su responsabilidad con respecto a lo que yo voy a explicar.”

Luego, la honorable señora Fátima (P) empezó a presentar a su padre, el Profeta Muhammad (PBD) utilizando las mismas frases y características que el Corán ha aplicado para su introducción. Ella dijo en esta parte: “Ciertamente, ha venido a vosotros un Mensajero de entre vosotros mismos al que le abruma vuestro sufrimiento, se preocupa por vosotros y con los creyentes es compasivo, misericordioso.

La honorable señora Fátima (P) les hizo recordar los grandes esfuerzos del Profeta Muhammad (PBD) para el bien de la comunidad islámica, para que los creyentes le agradecieran a Dios por esa gran bendición, no olvidasen sus servicios al Islam, y que tratasen de seguir su camino y predicar su Profecía después de su fallecimiento.

Luego, se refirió a los servicios del Imam Alí (P) y su apoyo al Profeta del Islam (PBD). Ella les hizo recordar las varias ocasiones donde el Profeta Muhammad (PBD) enviaba a Alí (P) a repeler las más peligrosas amenazas. Alí (P) siempre cumplía con su misión exitosamente y volvía con un triunfo, mostrando mucha valentía y abnegación. Alí (P) fue quien derrotó a los peores enemigos y siguió apoyando al Profeta (PBD) en los momentos más difíciles. Sólo una persona como Alí (P) pudo seguir el camino del gran levantamiento del Islam y protegerlo del extravío.

 

  • Iluminar a las almas de la gente para que no siguiesen a los hipócritas

La honorable señora Fátima (P) dedicó una parte de su sermón para hablar acerca de los hipócritas y los seguidores de las tradiciones idólatras pertenecientes a la época pre-islámica. Ya que tan pronto como falleció el Profeta (PBD) estos grupos surgieron en el campo de las actividades políticas de la comunidad islámica al igual como las hormigas que salen de repente de sus hormigueros, y entonces empezaron a ejecutar sus planes para alcanzar el poder político y crear desvíos en el camino del Islam.

El gran pesar de la hija del Profeta (PBD) empezó desde el momento en que muchos grupos de las personas siguieron sus tentaciones satánicas y establecieron movimientos falsos y extraviados entre los musulmanes, mientras que el bendito cuerpo del Profeta (PBD) aún no estaba enterrado y la gente aún recordaba la agradable voz de su muecín.

Cuando llega a este punto, la honorable señora Fátima (P) llama a la gente con las siguientes palabras: “¿Dónde estáis y a dónde vais vosotros los extraviados?” Ella le recomendó a la gente volver hacia el Corán, como si hubiese recordado las palabras de su padre que decía: “Si os han afligido las dificultades como la oscuridad de la noche, buscad refugio en el Corán.”

Aconsejándole a la gente seguir el Corán, Fátima (P) dijo en esta parte de su sermón: “Oh gente, no dejen el Corán. Los mandatos del Corán son claros, especialmente los que tratan del tema del Califato después del Profeta Muhammad (PBD). El Corán tiene leyes claras y suficientes para la época después del Profeta (PBD), y no ha dejado nada en ambigüedad.”

También, ella les advirtió a los compañeros del Profeta Muhammad (PBD) de las consecuencias de olvidar las enseñanzas del Corán. Al respecto, la honorable señora Fátima (P) dijo: “Si dejan el Corán, este gran patrimonio del Profeta (PBD), si siguen a otros fuera del Corán, si prefieren sus juicios personales a los mandatos del Corán con la excusa de preservar el bien de la gente, sufrirán una gran pérdida. En este caso, el fuego del Fitna (conflicto y caos) nunca será apagado en su sociedad, y les ocurrirá aquello de lo cual tuvieron miedo. Van a perder el espíritu del Islam y lo que les quedará será solo una apariencia vacía del Islam.

 

  • Respuestas fuertes y claras a los que usurparon las tierras de Fadak

En la sexta parte de su sermón, la honorable señora Fátima (P) habló acerca del caso de la confiscación de las tierras de Fadak y trató de responder a las excusas que traían los usurpadores para justificar su hecho. [59] Al llegar a esta parte, el discurso de Fátima (P) se hizo más conmovedor y ardiente. El Califa de aquel entonces la había privado de su herencia por excusas irrazonables y la honorable señora Fátima (P) temía que los musulmanes volviesen a las costumbres y creencia falsas de los árabes paganos de la época pre-islámica. Ya que durante la época pre-islámica, los árabes paganos creían que la herencia del padre nunca le tocaba a las hijas de la familia. Después de la aparición de Islam, tales creencias quedaron anuladas; ya que según las leyes del Islam, todos los miembros de la familia, siendo mujer o varón reciben una porción determinada de la herencia de su padre.

Se puede afirmar que además del caso de Fadak, a la honorable señora Fátima (P) le preocupaba la verificación de las costumbres falsas de la época pre-islámica. Fue por lo tanto; que ella los condenó por seguir tales creencias.

Se ha narrado, que la Señora Fátima (P) reclamó Fadak como su propiedad legítima; ya que era un regalo dado por su padre, el Profeta Muhammad (PBD). Es de hacer notar; que el así llamado Califa de aquel entonces había negado la petición de Fátima (P) con respecto a su derecho y para buscar una excusa atribuyó el siguiente dicho al Profeta Muhammad (BPD). Él le dijo a Fátima (P): “He oído al Profeta Muhammad (PBD) decir: nosotros, los Profetas (P), no dejamos ninguna herencia.”

Entonces, la Señora Fátima (P) respondió que Fadak no era una herencia; sino que le fue dado como regalo por su padre, y además de ello, rechazó lo que Abu Bakr le atribuía al Profeta Muhammad (PBD) trayendo argumentos claros y evidentes. Mediante algunas aleyas del Corán, ella demostró que este hadiz era falso y fabricado.

Los argumentos que utilizó la honorable señora Fátima (P) eran tan sabios y evidentes que no dejaron ninguna excusa para aquellos que habían usurpado las tierras de Fadak.

Luego, para que sus oponentes no dijesen que conocían mejor el Corán, les preguntó acerca de la interpretación del Corán y los que tienen la autoridad de interpretarlo. Ella dijo a este respecto: “¿Quién es más digno para interpretar el Corán? ¿Ustedes o los miembros de la familia del Profeta (PBD) como mi primo Alí (P)? El que se ha criado en la casa del Profeta (PBD) donde descendía la revelación divina, se escribían las aleyas del Corán tan pronto como fueron reveladas y se escuchaba el significado de las mismas directamente desde los labios del Profeta (PBD)” “El Corán fue revelado en nuestra casa; y es obvio que aquellos que están en la Casa conocen mejor lo que se encuentra en ella misma.” De esta manera, la honorable señora Fátima (P) rechazó todos los pretextos presentados por Abu Bakr para confiscar su propiedad.

 

  • Sus argumentos dirigidos a los Ansar

En la última parte de su sermón, la honorable señora Fátima (P) calificó a los Ansar (los musulmanes de Medina) como uno de los más poderosos y más destacados grupos auxiliadores del Profeta Muhammad (PBD). Sin embargo, a pesar de todos sus servicios al Islam, la presencia de algunos hipócritas en este grupo cambió completamente su papel en el campo político. Ella preguntó por qué aquellos hombres que algún día eran como brazos de ayuda para el Profeta del Islam (PBD) permanecieron callados frente a aquellos eventos desagradables y mediante su silencio aprobaron esta injusticia. [71]

En una parte de su discurso, ella condenó severamente a los miembros de los Ansar por su silencio frente a la usurpación de Fadak. Ella consideró esta injusticia como un inicio para las actividades anti-islámicas que iban a ocurrir en el futuro. Ella les advirtió que detrás del caso de la confiscación de Fadak, iban a ocurrir muchos más crímenes e injusticias. Refiriéndose a la aleya coránica que sugiere combatir contra aquellos que rompen sus pactos, la honorable señora Fátima (P) dijo dirigiéndose a la gente de Medina “¿Por qué han dejado esta aleya, y en vez de temer a Dios tienen miedo a los demás?


El deseo por el lujo y la comodidad, una de los factores principales para la infiltración del enemigo en la comunidad musulmana

La honorable señora Fátima (P) dijo en una parte de su discurso dirigido a la gente de Medina: “El problema es que el deseo al lujo los ha dominado a ustedes, hasta tal punto que prefieren la comodidad y permanecen callados aunque vean que los usurpadores han privado a aquel que merece verdaderamente la posición del Califato.”

Es obvio; que un levantamiento (como la aparición del Islam) puede alcanzar el éxito siempre y cuando las personas preserven su espíritu revolucionario y no prefieran su comodidad al bien de todos; caso contrario, estarán arrodillados frente a los problemas y van a ignorar sus responsabilidades con respecto a los eventos desagradables y amenazas, y de esta manera, poco a poco, la luz del levantamiento quedará apagada.

La honorable señora Fátima (P) añadió en esta parte de su discurso: “Yo solo quisiera aclararles este tema para que no tengan ninguna excusa. De hecho, yo no tengo ninguna esperanza en ustedes. Ustedes, los que permanecieron callados durante el caso de la usurpación del Califato, obviamente permanecerán callados frente a la confiscación de Fadak. De todas formas, mi discurso de hoy será registrado para siempre en la historia del Islam, y las generaciones futuras van a juzgar en este caso.”

 

Observaciones Finales

Al final, hay que declarar que el tono eficiente del sermón de la honorable señora Fátima (P); el cual penetraba hasta el interior del alma, demuestra el hecho de que ella, al igual que su esposo el Imam Alí (P) era una oradora elocuente y sabia. Su sermón en la Mezquita de Medina era muy semejante a los sermones del Imam Alí (P) en el Nahyul Balaga, y tiene muchas características en común con ellos. Por lo tanto, le recomendamos a los musulmanes; especialmente a la juventud, que lean y aprovechen estas sabias palabras y que las trasmitan a las generaciones futuras.

El épico sermón de la honorable señora Fatima (P) y sus sabias palabras fueron derivadas de su devoto y persistente carácter en el camino de Dios. El martirio de aquella mujer tan sabia a la edad de 18 años fue en verdad una gran pérdida para la comunidad islámica. Si ella, por ejemplo, hubiera tenido una vida de 60 años nos habría dejado un gran tesoro de conocimiento y sabiduría. Lo mismo ocurrió con su esposo el Imam Alí (P); ya que después del fallecimiento del Profeta (PBD), los usurpadores del Califato lo aislaron y no le permitieron expresar sus ideas. Sin embargo, vemos que durante los cinco años de su Califato, aunque fue un período muy corto, el Imam (P) dejó un gran patrimonio de sermones valiosos; los cuales se han recopilado en el libro Nahyul Balaga.

Es de hacer notar; que el sermón de Fadak, no debería ser llamado con este nombre; ya que solo una pequeña parte de este sermón se trata del caso de Fadak y el resto es dedicado a diferentes asuntos de la comunidad islámica, por lo tanto, habría sido mejor si lo hubiesen llamado el “histórico sermón de la honorable señora Fátima (P)”.

 

Notas

[1] El presente artículo se basa en extractos de los discursos del Ayatollah Makarem Shirazi, en la ciudad Santa de Qom, durante diversas sesiones que tuvieron lugar en los años 1391 y 1393 de la hégira solar.

[2] Algunos datos y referencias pertenecen al libro: Zahra (P) la mujer más virtuosa del mundo.

[3] Sermón de Fátima al-Zahra (P), página 6.

[4] Maylisi, Bihar al-Anwar, tomo 8, página 108.

Ver tambien

La Oración del Ayat o los Signos

Algunos fenómenos que ocurren en la naturaleza tienen rasgos infrecuentes que crean temor entre la …